Buscar
  • terraincognita

Los fuertes desniveles de Picos de Europa marcan la primera etapa de Riaño Trail Run

Víctor del Águila y Feliciana Orquiola se adjudican el triunfo en la modalidad individual; José Antonio Cuevas y Ángel Merino en la modalidad de equipos masculinos y Sofía García y Salva Olivas en equipos mixtos.

Riaño Trail Run estrenó su cuarta edición con la celebración de la primera etapa de su programa. Cerca de 150 participantes se daban cita a primera hora de la mañana en Caín de Valdeón, en plena garganta del río Cares, un entorno inconfundible y salvaje a los pies de los Picos de Europa. Por delante un exigente recorrido de 38 kilómetros y más de 3.000 metros de desnivel positivo a completar en un máximo de diez horas.

Como parte del protocolo COVID, todos los participantes llevaron la mascarilla puesta durante los primeros compases de carrera y hasta abandonar el pueblo de Caín. Justo en ese momento comenzaba la primera gran pendiente del trazado, con 1.500 metros de ascenso por la Canal de Mesones, un camino que surca los colosos paredones calizos del paisaje leonés. Y es que, tras el cambio de formato de competición de Riaño Trail Run, esta primera etapa se presentaba como la más dura del evento.

El primer punto de avituallamiento se ubicó en el Mirador del Tombo, donde el jovencísimo Víctor del Águila llegó en cabeza de carrera tras descender por el bosque de Farfada. Ya nadie podría alcanzarle. Entre las mujeres se destacaban en las posiciones delanteras Sofía García y Silvia Trigueros, quienes corrían formando equipo mixto con Salva Olivas y Víctor Pimentel respectivamente. Para entonces el sol lucía con fuerza en un cielo totalmente despejado.

Tratando de administrar la fatiga para afrontar con garantías el resto de etapas, los corredores continuaron en dirección a Cordiñanes de Valdeón para ascender por la Vega de Llós y cimera del Frade. Los espectaculares y abruptos paisajes de los Picos de Europa se sucedían ante los ojos de los corredores mientras el desnivel del terreno seguía sin dar tregua. Y es que, si por algo se caracterizan los diferentes recorridos de Riaño Trail Run, es por las continuas y empinadas pendientes desde la salida hasta la meta.

El municipio de Oseja de Sajambre, uno de los más afectados por la despoblación en la provincia, albergó la línea de meta de esta primera etapa. Con un tiempo de 5 horas y 15 minutos el catalán Víctor del Águila vencía con manifiesta superioridad. José Ángel Díaz llegaba en segundo lugar con un crono de 5 horas y 24 minutos mientras que Roberto Sancho lo hacía en tercera posición con 5 horas y 36 minutos.

Los andaluces José Antonio Cuevas y Ángel Merino, quinto y sexto respectivamente, conseguían la primera posición en la categoría masculina de la modalidad por equipos. Por su parte, Sofía García (primera chica en meta) y Salva Olivas ganaban en equipos mixtos, logrando cuatro minutos de ventaja sobre Silvia Trigueros y Víctor Pimentel, los favoritos sobre el papel. Todo apunta a que el duelo entre ambas parejas no se decidirá hasta la etapa final del domingo.

En categoría femenina individual Feliciana Orquiola se adjudicaba el triunfo gracias a un crono de 6 horas y 40 minutos.

El pico Espigüete, plato fuerte de la segunda etapa

Mañana se celebrará la segunda etapa de Riaño Trail Run en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, en plena Montaña Palentina. El recorrido presenta una distancia de 29.9 kilómetros y más de 5.000 metros de desnivel acumulado. El plato fuerte del día será el ascenso al carismático pico Espigüete, en las estribaciones de la Cordillera Cantábrica, elegante y majestuoso con 2.450 metros de altitud, marcando el techo del evento.

Así, esta noche a partir de las 20:00 horas tendrá lugar el briefing técnico de la segunda etapa en el Riaño Camp. A la aventura se unirán los participantes inscritos a la modalidad 2xTrail llegados hoy al campamento.

Más información en www.rianotrail.run



115 vistas0 comentarios